Anilia contrata a 12 personas con Inteligencia Límite para trabajar en su Centro Especial de Empleo

Anilia, a través del Centro Especial de Empleo (CEE) Alicantino Poda S.L. que gestiona, ha contratado a otras doce personas con Inteligencia Límite, ampliando así su plantilla hasta los 38 trabajadores y trabajadoras. De esta manera, la asociación demuestra su compromiso firme con la inserción de las personas con diversidad funcional, ya que no solo no se ha perdido ningún puesto de trabajo por la crisis derivada de la Covid-19, sino que se ha ampliado la plantilla de este CEE.

Todas las personas contratadas en esta empresa han recibido formación específica previa en Anilia, a través de los distintos programas de inserción laboral que se imparten y que ofrecen conocimientos sobre, entre otros, jardinería y mantenimiento de montes.

Recientemente el CEE Alicantino Poda ha ganado el concurso público para gestionar el mantenimiento de las zonas verdes de la Vía Parque y Benisaudet. Se trata de un contrato de tres años, con dos prórrogas posibles de un año cada una, por un valor total de 672.888,42 euros.

Gracias a ello, se ha hecho imprescindible la ampliación de la plantilla del centro y se ha conseguido que otras 10 personas con Inteligencia Límite puedan gozar de su derecho a contar con un empleo que mejore su inserción en nuestra sociedad.

Actualmente, el CEE también gestiona el mantenimiento de las instalaciones de la multinacional Aludium y del Centro de Rehabilitación e Integración Social Ciudad Jardín, así como algunas comunidades de propietarios y otros clientes particulares.

Inserción en la empresa ordinaria

Durante este mes también se ha logrado la inserción de dos personas con Inteligencia Límite en un puesto de trabajo en la empresa ordinaria, después de varios años formando parte de la plantilla del CEE Alicantino Poda. 

En los últimos años se ha conseguido que 10 personas hayan conseguido un puesto de trabajo en una empresa ordinaria. Quizá pueda parecer un número reducido, pero lo cierto es que supone un importante hito en la historia de Anilia y de su CEE. 

La contratación de personas con diversidad funcional en los Centros Especiales de Empleo es importante e imprescindible, pero quizá lo es más conseguir que cada vez un mayor número de empresas apuesten por contratar a estas personas, ya que ahí es donde la inserción social y laboral alcanza su máximo exponente. 

A pesar de las leyes que tratan de promocionar esta contratación mediante beneficios fiscales y otras ventajas, lo cierto es que la mayoría de las grandes compañías y las Pymes aún no apuestan por esta opción. Es un deber de todas y todos conseguir cambiar la tendencia. 

Comentarios para esta entrada están cerrados.