La Diputación de Alicante otorga a Anilia más de 3.000 euros en ayudas

 

Un año más, la Diputación Provincial de Alicante ha concedido a Anilia tres subvenciones por un valor total de más de 3.000 euros para distintos programas de la asociación. Las ayudas entran dentro de su convocatoria para asociaciones y entidades privadas sin ánimo de lucro, que tiene como objetivo la promoción de actividades de carácter formativo, terapéutico y/o rehabilitador, y de sensibilización en la provincia.

Para este 2018, la institución provincial ha otorgado 1.294,80 euros para nuestro programa de atención temprana (UANIL), 932,40 euros para actividades de sensibilización sobre el colectivo de personas con Inteligencia Límite y 1.028,40 euros para actividades rehabilitadoras dentro del programa ACTIVA-T.

Desde Anilia queremos agradecer estas ayudas, puesto que sin ellas sería muy complicado poder realizar todas las actividades y talleres previstas en el curso y que consiguen mejorar la integración social y laboral del alumnado de la asociación.

La Diputación concede a Anilia ayudas de casi 8.000 euros para sus distintos programas

La Diputación de Alicante, a través de su área de Bienestar Social, nos ha otorgado subvenciones por un valor total de casi 8.000 euros para ayudarnos a llevar a cabo las actividades formativas, terapéuticas,  rehabilitadoras y de inclusión que desarrollamos en nuestro centro. 

En concreto, ha destinado 1.218,10 euros para el programa de atención temprana UANIL, 1.228,50 euros para Activa-T y 770 para las actividades de Ocio y tiempo libre. El programa que más cantidad subvencionada ha recibido es el de Inserción Social, con 3.697 destinados a los gastos del personal.

Por último, como ya hiciera el año pasado, la Diputación de Alicante ha reconocido una aportación de 1.033,75 euros para la campaña de sensibilización que llevaremos a cabo durante este curso y que se centra en un programa de voluntariado intergeneracional.

Adultos y nuevas tecnologías

Además, la Diputación y Anilia estamos trabajando en un nuevo programa para ayudar a las personas mayores de 55 años a manejar los teléfonos inteligentes y las nuevas tecnologías. El objetivo es lograr un envejecimiento activo y mejorar sus capacidades tecnológicas como forma de inserción social.